LA MARCHA DEL INE Y EL MOVIMIENTO MAGISTERIAL

Visto: 67
15 de Noviembre 2022
image

LA MARCHA DEL INE Y EL MOVIMIENTO MAGISTERIAL
Eduardo Grajales

La marcha de este domingo en favor del INE debe servir al gremio magisterial para hacer una reflexión profunda sobre lo que significa la democracia, y la importancia de defenderla, así como sus instituciones, que, si bien son germinales y hasta ahora no han alcanzado la madurez, son las que han permitido salvaguardar la incipiente arquitectura democrática de este país.

La marcha que concito a miles de ciudadanos en diferentes partes del país, fue un claro ejemplo de qué cuando existe voluntad por mejorar, o por lo menos de mantener aquellos ejercicios democráticos que han mostrado resultados positivos, se pueden lograr grandes cambios. La solidaridad, el compartir objetivos comunes y una notable capacidad de acción ha demostrado, nuevamente, ser un freno importante ante decisiones de corte autoritario o deslegitimadas.

Éstos elementos profusamente vistos en la movilización del fin de semana, son los que hasta ahora no se observa en las diferentes expresiones que integran el histórico movimiento magisterial mexicano, que hasta ahora sigue siendo rehén de cúpulas sindicales faltas de legitimidad que operan más en función de sus intereses que de su gremio, sirviéndose para ello no sólo del presupuesto sino incluso de la dignidad de sus bases.

Sobra argumentar al respecto, basta echar un vistazo a los resultados electorales que se han dado en las últimas elecciones seccionales del SNTE y en la manera vertical que se siguen tomando las decisiones en este organismo, donde una maquinaria ha aplastado prácticamente todo espíritu de cambio democrático en su interior, sin que ninguna autoridad haya reparado hasta ahora.

Esta sería, pues, una gran oportunidad para que las distintas corrientes que de verdad están pugnando por una democracia al interior del SNTE hagan una pausa y reflexionen la situación que viven ahora y las perspectivas que les depara de continuar sobre la misma lógica.

Es tiempo ya de que las y los maestros retornen a sus orígenes combativos y den muestras de unión y solidaridad, de ese espíritu de lucha como anteriormente se caracterizaba este respetable gremio.

Sirva pues la marcha en defensa del INE y de la calidad de nuestra democracia, para que el magisterio procure hacer una revisión clara de su pasado, su presente y su futuro inmediato.